martes, 16 de diciembre de 2008

De visita en Redmond

Otra vez he dejado abandonado esto durante demasiado tiempo. Esta vez el motivo ha sido una visita al campus de Microsoft en Redmond, donde he estado una semana, junto con otros dos compañeros de Spenta, trabajando codo a codo con arquitectos y desarrolladores de diferentes equipos de Microsoft para el proyecto BiscayTIK en el que mi empresa está colaborando.

En el ámbito del proyecto en cuestión, pudimos obtener información de primera mano de algunos desarrollos que se realizaron el año pasado en Redmond y que por un motivo o por otro no han tenido continuidad, pero que ahora podrían resultar de interés. También hemos podido conocer en profundidad DCS (Distributed Connectivity Services), que es parte de CCF (Customer Care Framework) y que podría ser, o formar parte del middleware de BiscayTIK. Vimos también algunas alternativas que, aunque por fechas no encajarían en este proyecto, son suficientemente interesantes como para ser consideradas en el futuro. Es el caso de Biztalk 2009 y ESB 2.0 (Enterprise Service Bus). Quizá en el futuro comente algo acerca de todo esto aplicado a algún proyecto real.

Dejando ya a un lado los asuntos puramente relacionados con el proyecto en sí, tengo que decir que la experiencia ha sido realmente positiva. Después de muchos años trabajando sobre tecnología Microsoft, ver desde dentro las mayores oficinas que la empresa tiene en el mundo es algo que nunca está de más. En realidad, y en mi humilde opinión, tanto las oficinas de Microsoft, como Redmond y Bellevue (las ciudades en las que se encuentran ubicadas) no se parecen en nada a todo lo que había visto antes. Da la sensación de estar en un lugar donde todo está bien, donde los recursos son ilimitados, donde no existen los problemas. No obstante, estoy seguro de que la gente que se encuentra ahí dentro no coincide conmigo. Almenos no todos ni en todos los momentos. Aprovechando mi estancia allí pude tener la ocasión de compartir una cena con una antigua compañera de facultad y con su novio, ambos dos trabajadores de Microsoft Corp. y pude comprobar las ventajas y los inconvenientes que podía tener vivir dentro de este gigante.

También fuera del ámbito de BiscayTIK tuve la ocasión de visitar algun equipo de producto para intercambiar (más bien recibir) ideas. Al hablar con este tipo de equipos te das cuenta de lo diferente que es hacer proyecto y hacer producto. Yo lo resumiría en que unos estan más preocupados en funcionalidad y delivery mientras que otros están más preocupados en cimientos y apis, aunque al final las demos siempre pueden acabar fallando y las fechas aprietan tanto a unos como a otros.

En fin, concluyendo, una experiencia positiva en general a la que, por ponerle un punto negativo, le faltó una visita al equipo de Office 14. Visita que, por otra parte, no descarto tener la suerte de realizar a principios del 2009

2 comentarios:

Vanesa Polo dijo...

A ver duando vuelves en una visita mas larga y te podemos llevar a hacer un poco el turista. Por cierto que ahora tenemos como 10cm de nieve!

David Martos dijo...

A ver si puedo hacer ese viajecito más largo y me enseñáis todo lo que hay por ahí. No deja de ser curioso que en toda la semana que yo estuve únicamente chispeara un día y ahora estéis hasta el cuello de nieve xD. Me hubiera gustado verlo.