jueves, 24 de mayo de 2012

Pasado, presente y futuro de los grupos de usuario

Bueno, aunque el título de este artículo queda muy bonito en realidad voy a hablar muy poco de pasado y de futuro y mucho de presente, ya que es el presente lo que ha motivado que me ponga a escribir esto. El pasado no lo conozco demasiado bien, y el futuro no lo conoce nadie, pero el presente lo resumo con esto, y omitiré nombres y empresas para que no influya en el relato:

Ayer por la tarde el Grupo de Usuarios de SharePoint de Catalunya organiza un evento gratuito de 2 horas para el que, además de dos ponentes de Barcelona traemos a un ponente de lujo de Madrid. La temática y los productos cubiertos son muy interesantes y el nivel altísimo. Además, a tenor de lo que dice mi buzón de LinkedIn, hay interés en el mundo empresarial y necesidad de gente que domine estas tecnologías. Resultado: vienen 4 gatos, todos ellos compañeros de empresa de los ponentes (bueno, y una única persona de otra empresa pero que curiosamente es uno de los fundadores del grupo de usuario).

Estos son los hechos. Ahora voy a exponer un posible atenuante: el evento se hacía en horario laboral (de 16:00 a 18:00). De todas maneras no creo que sea una causa aceptable porque el último evento del mismo grupo de usuarios se realizó de 18:00 a 20:00 y tuvimos un resultado similar.

Y a partir de aquí empieza la parte de opinión personal. Sin querer emitir ningún juicio de valores, las causas a las que yo puedo achacar la baja asistencia al evento son las siguientes:

  • Empresas y personas que no se han enterado del evento por falta de marketing.
  • Empresas que no permiten a sus empleados asistir a este tipo de eventos por parecerles poco productivas.
  • Personas que no tienen el interés suficiente por este tipo de asuntos o que no están dispuestas a destinar parte de su tiempo personal.

El primero de los puntos seria responsabilidad nuestra directa. Hay que reconocer que ninguno de los organizadores del evento somos estrellas mediáticas y que lo único que hemos hecho para promocionar el evento son unos cuantos mensajes en Twitter, anuncios en nuestros blogs y en el grupo de LinkedIn. Es posible que no sigas ninguna de estas vías de comunicación (pero eso me llevaría al punto 3) pero lo que sí es cierto es que había 17 personas apuntadas al evento y la mayoría de estas personas no se presentaron. Sí, ya sé que esto pasa siempre, pero eso no quita que esté mal. Si llegamos a ver que ninguna persona ajena a nuestras empresas iban a venir hubiéramos hecho un evento interno y punto. O hubiéramos quedado directamente en un bar para intercambiar opiniones, ya que en general las personas que vienen a este tipo de eventos son precisamente los que menos necesitan las charlas técnicas y más necesitan la discusión en si.

El segundo punto no deja de confirmar un mensaje que hace tiempo que tengo claro. Estoy viviendo y trabajando en un país en el que se le da una importancia mínima a la formación de las personas. Las mismas empresas que no permiten a sus empleados asistir a una formación gratuita de 2 horas sobre Windows 8 y SharePoint son aquellas que después les dan un proyecto que involucre alguna de estas tecnologías y mandan a la persona que tienen libre a los leones con una tarjeta en la frente que dice: Experto en Windows 8 y SharePoint. También son aquellas que mes sí mes también se ponen en contacto contigo por LinkedIn tras hacer una búsqueda del término “SharePoint” porque tienen una propuesta que seguramente será de tu interés. ¿Cómo no te va a interesar nuestra propuesta para un proyecto de 2 meses en un cliente buenísimo que quiere ponerse eso de Sharepoint? Además, seguramente después de esos 2 meses tendremos muchos más proyectos de eso de Sharepoint.

El tercer punto es posiblemente el que más me molesta. Día sí día no escucho que hay mucha gente quemada con su trabajo, gente que se ha quedado en paro, gente que querría trabajar con cosas chulas y/o de una manera chula. También mucha gente que pregunta en los foros (esto me parece muy bien) y gente que te envía mails directamente con consultas (esto no es que me parezca mal, al final tienes que buscarte la vida de una manera o de otra, pero no me parece lo más adecuado). Yo me pregunto dónde está toda esa gente en momentos como éste. Señores, en estos eventos se puede aprender más o menos, pero lo que sí se puede hacer seguro es un poco de networking. Si estás buscando trabajo ya sea porque no tienes o porque no te gusta el que tienes, preséntate y comparte tus inquietudes. Si quieres conocer cosas más interesantes de las que haces, ven a escuchar lo que te podemos contar o propon otros temas. Si no pones un poco de tu parte, tampoco es normal que estés todo el día quejándote de tu situación (lo siento pero es mi opinión)

Quería acabar este artículo con mis conclusiones acerca de todo esto, pero me voy a guardar mi opinión. Ayer tuve la oportunidad de discutirla delante de unas cervezas (y la cola zero de rigor) con los que siempre están ahí (gracias, por cierto… si no fuera por vosotros seguramente ya me habría rendido y me limitaría a grabar screencasts para colgarlos en el blog)

Por cierto, evidentemente algunos de vosotros tendréis vuestras razones para no venir, faltaría más. Mi crítica es a nivel general y no quiero que ahora os sintáis todos ofendidos y me vengáis con: “cabrón, yo tenía una entrega ese día y no podía ir”. Los que estáis en esta situación seguro que me entendéis y no os dais por aludidos.

3 comentarios:

Anónimo dijo...

Amen!

Enric Carrión dijo...

cabrón, yo tenía una entrega ese día y no podía ir!

:)

De acuerdísimo con lo que dices, en cualquier caso considero que el obstáculo del horario sí podría mitigarse (hay que ser realistas: es muy difícil combinárselo para poder asistir a un evento en medio del horario laboral). Tomen nota los señores que deciden la disponibilidad de los locales/salas.

Anónimo dijo...

Yo me acabo de enterar y si no puedo ir a la proxima por alguna "entrega" prometo por lo menos hacer unas SharePints con vosotros.